Testigo de cargo




Película dirigida en 1957 por el que muchos consideran el mejor director de cine de todos los tiempos: Billy Wilder. Esta basada en una obra de Agatha Christie, la escritora famosa por sus libros policiacos y de intrigas.

En la película se mezcla sabiamente el humor con la intriga. Tenemos por una parte un abogado que recientemente ha salido del hospital y que todavía esta convaleciente de su enfermdad por lo que necesita un poco de reposo y no meterse de lleno en casos criminales, y por otra parte tenemos a la enfermera que le vigila para confiscarle el tabaco y el alcohol que tiene escondido y obligarle a que realice la siesta diaria de reposo, pero no hay manera, el abogado es muy mal paciente porque sigue trabajando en los complicados casos criminales y sigue fumando y bebiendo a escondidas de la malvada enfermera.

Tenemos también al cliente de este abogado: un ingenioso inventor interpretado por Tyrone Power del que se le acusa de haber asesinado a una acaudalada viuda para quedarse con una herencia. Y por último tenemos a una extraña testigo interpretada por Marlene Dietrich, la cual es la mujer del acusado, es alemana y se conocieron en un cabaret durante la II Guerra Mundial. Esta testigo es tan extraña que no se sabe por donde va a salir. Por esta circunstancia el abogado no confia en ella y no quiere que testifique en el juicio.

La cuestión es: ¿El inventor habrá asesinado a la acaudalada viuda para quedarse con la herencia? Esta pregunta no la voy a responder, porque al final de la película se nos ruega encarecidamente que no revelemos el final de la trama a los que todavía no vieron la película. Así que ya sabeis, la solución esta en ir a ver la película.







Esta película, al igual que otras películas del siglo XX, la puedes ver completa online aquí:

1 comentario:

TRONCHA dijo...

Muy buena película la que rescatais aquí, fantástica, primorosa interpretación de la Dietrich, aunque pos supuesto Laughton es el mejor, es de las típicas que nunca pasan de moda, la historia es originalísima.
Animo.

Saludos...